Buscar este blog

viernes, 15 de enero de 2016

La ensalada presupuestaria





Esta semana los consejeros del Gobierno de Zaragoza han presentado y defendido sus presupuestos ante los partidos de la oposición (unos más y otros menos). Se ha oído decir que los presupuestos eran continuistas y lo contrario, personalmente opino que hay bastante de continuismo en los mismos, basta echar un vistazo a muchas de las partidas que han sido copiadas tal cual de un presupuesto a otro. Baste poner uno de los ejemplos más sangrantes: el estudio de viabilidad de la segunda línea del tranvía, ¿alguien piensa que un Ayuntamiento como el zaragozano con una deuda reconocida de 824 millones de euros (sentencias y compromisos con sociedades aparte) tiene capacidad para abordar un proyecto, del que además tampoco se tiene la completa seguridad del éxito para el conjunto de la ciudad?

Uno de los referentes de Zaragoza en Común en su programa era el paquete de medidas para ayudas urgentes y similares. No digo yo que no se haya trabajado en esta línea, pero no es suficiente con poner el apellido "social" a los nombres tradicionales: ahora hablamos de "emprendimiento social", de "innovación social", de "empleo social"... ¿dónde queda el empleo/emprendimiento/innovación "tradicional"? Sí, ese empleo del que viven la inmensa mayoría de los vecinos de esta ciudad.

Podría seguir hablando de la reducción/eliminación de las inversiones, del temerario proyecto relacionado con la vivienda, de la movilidad que prioriza un medio sobre otro, del sorprendente método para repartir ayudas entre organizaciones afines al Gobierno mediante el aumento del número de convenios, de consejeros que, sindicalistas de corazón, olvidan la responsabilidad que asumen frente a los zaragozanos y a los servicios que éstos reciben, de modelos de Participación Ciudadana que nacen con toda la oposición en contra, etc.

En resumen, una ensalada de "mantras electorales", exigencias normativas, "quieros y no puedo", limitaciones reglamentarias y posicionamientos ideológicos nacidos de una heterogénea alianza de partidos que conforman un presupuesto imposible de digerir. A falta del turno de enmiendas y con la limitación del tipo de cambios posibles, veremos las tragaderas de unos y otros.

Zaragoza. Enero de 2016

No hay comentarios: