Buscar este blog

miércoles, 25 de enero de 2017

La Ítaca participativa




"Cuando emprendas tu viaje a Itaca
pide que el camino sea largo,
lleno de aventuras, lleno de experiencias."
C. P. Cavafis

El particular viaje a Ítaca que Zaragoza en Común inició el pasado año a cuenta de los presupuestos participativos está haciendo honor a aquello de “largo y lleno de aventuras”. Faltará por ver que nos vamos a encontrar al final del viaje, probablemente la hallemos “pobre” y quedará por resolver si nos ha engañado o no.

Ciudadanos advirtió en los albores del proceso que la mecánica no era la adecuada y que empeñar una cantidad tal como cinco millones de euros a un sistema que no aportaba ninguna garantía de éxito suponía una temeridad inusual en un administrador público. Todos somos partidarios de los procesos de participación ciudadana, pero con un mínimo de garantías, fiarlo todo a la capacidad de convicción de unas campañas de información ha resultado un clamoroso, y más que previsible, error de concepción.

Los niveles de participación están resultando especialmente bajos, máxime si tenemos en cuenta que las personas o colectivos que están participando en los foros presenciales son básicamente las mismas que vienen participando en cualquier otra actividad municipal en sus distritos. La información es notablemente confusa particularmente en lo que se refiere a qué tipo de proyectos se pueden considerar como una inversión y consecuentemente ser susceptibles de elección entre los vecinos en la fase final. La movilización de algunos colectivos como asociaciones deportivas, AMPAS, etc. a favor de proyectos concretos están desequilibrando los resultados, primando en demasía ideas que no alcanzan a un volumen importante de los vecinos del barrio. El “mix” Foros presenciales y votaciones telemáticas, introduce un nuevo factor de distorsión puesto que pequeños grupos de personas deciden la inclusión o exclusión de determinados proyectos.

Todo apunta a que después de un proceso de varios meses, un buen número de horas de trabajo por parte de unos y otros y una buena cantidad de dinero en promoción y publicidad del proceso, los proyectos que van a quedar en las primeras posiciones son los mismos por los que asociaciones de vecinos, AMPAS, clubes deportivos y culturales, etc. vienen clamando desde hace años, décadas en algunos casos. Pudiera parecer que “para este viaje no hacían falta estas alforjas”, no obstante podremos encontrar la nota positiva en el desarrollo del propio proceso, en ese viaje “largo y lleno de aventuras” que también ha servido para que una parte, el Gobierno en este caso, trate de arrogarse la propiedad del concepto de “participación ciudadana”, concepto más viejo que lo que a algunos les gustaría y para incentivar moderadamente el concurso de los vecinos en el día a día municipal.

Esperemos que el año que viene se hagan mejor las cosas y se cuente con la experiencia del actual proceso y las opiniones del resto de grupos municipales.

Javier Puy. Zaragoza. Enero 2017

No hay comentarios: