Buscar este blog

miércoles, 8 de febrero de 2017

El moderno Oráculo de Delfos

En la Grecia antigua cuando se deseaba consultar la opinión de los dioses o conocer el desenlace de un hecho futuro se recurría al Oráculo de Delfos. Allí, previa ofrenda a Apolo y el sacrificio de una cabra, se preguntaba a la Pitia, la sacerdotisa, instalada en la cripta del templo, que respondía de una forma absurda e incoherente la mayoría de las veces. Para traducir la respuesta de la Pitia, se prestaban los sacerdotes que daban una versión más comprensible y en ocasiones favorable a los intereses de quien, ocultamente, los condicionaba.

En nuestro ayuntamiento también se recurre a la evolución del Oráculo de Delfos en forma de informes técnicos de toda condición. Si la opinión de los técnicos municipales no es la deseada por los consejeros de turno, siempre se puede encontrar una segunda opinión más favorable.

En ocasiones se recurre a informes técnicos de la propia casa (que nunca resultan gratis en términos de tiempo y dedicación), de la Universidad o de consultoras externas; hemos visto ejemplos de todo ello en los casos de internalización de las tareas incluidas en la operatividad diaria de la Planta de recuperación de agua y la Estación depuradora La Almozara o del 010.

Hoy aparece en la prensa, en relación al tranvía, lo siguiente: "El Ayuntamiento y la DGA contrataron hasta diez estudios, informes y asistencias técnicas para poder lanzar el proyecto, que sumaron un coste de 4,2 millones. En algunos casos sufrieron sobrecostes, y el informe del Tribunal habla de «incidencias e irregularidades» en algunos de ellos. Además, refleja cómo se encargaron de forma solapada, y critica que los resultados de algunos documentos no se pusieron a disposición de las empresas que iban a elaborar otros estudios sobre asuntos relacionados".

Todo un catálogo de lo que no debe hacerse, o dicho de otra forma: manual práctico de cómo utilizar los fondos públicos en beneficio propio. Falta por ver si el discípulo superará al maestro y en este mandato se igualarán o superarán los niveles alcanzados en años anteriores. De momento parece que se siguen acercando cabras al pié del monte Parnaso, veremos cuanto nos va a costar el rebaño.

Zaragoza. Febrero de 2017

 

No hay comentarios: